Saltar al contenido

Alas del Eneatipo 9

Alas del Eneatipo 9

Las Alas del Eneatipo 9 son dos. La primera de ellas lo conecta con el Eneatipo 8, cuya personalidad es llamada El Árbitro. La segunda lo conecta con el Eneatipo 1, cuya personalidad se denomina El Soñador.

Tienes que tener en cuenta la importancia de identificar tu ala para saber más sobre tu personalidad. En algunos casos, la influencia de uno de los Eneatipos vecinos a tu Eneatipo base es pequeña, pero en muchos otros, será muy amplia. Por lo que debes saber identificar cual de las alas del Eneatipo 9 es la que tienes más desarrollada.

¿Cómo saber cual es mi ala?

Si tienes claro que eres un Eneatipo 9, has conseguido lo más importante. Ahora, es el momento de identificar cual de las dos alas tienes más activa. Para ello, si has realizado un test de eneagrama, debes prestar atención a la puntuación obtenida en el Eneatipo 8 y en el Eneatipo 1. Si alguna de estas personalidades tiene una puntuación alta, quizás siendo la segunda mayor puntuada, puede tratarse de tu ala.

Pero no siempre es tan difícil. Hay personas que pueden tener puntuaciones parejas, que puede causarles confusión. En ese caso, es primordial que sigas leyendo. Seguramente, al leer las dos opciones que te exponemos a continuación te ayudarán a saber cual de las alas del Eneatipo 9 es más predominante en tu personalidad.

Eneatipo 9 ala 8: El Árbitro

Si entre las alas del Eneatipo 9, tienes mayor influencia del Eneatipo 8, tu personalidad encajaría con la personalidad llamada cómo el Árbitro. Se trata de personas que se sienten a gusto mediando entre conflictos y dilemas, apaciguando a las partes y rebajando la tensión, hasta alcanzar un consenso.

La influencia del Eneatipo 8 en esta personalidad le da más fuerza y seguridad. Están más presentes en sus vidas y son más sociables que las personas del otro ala. Son grandes trabajadores destacando en empleos donde la mediación y la comprensión de los demás se hacen muy importantes. Entre las alas del Eneatipo 9, estas personas destacan por una mayor extroversión: le gusta más salir con los amigos, tomar unas copas o un café, salir de fiestas, celebrar eventos, las conversaciones cómplices…

Suelen ser más tercos y tienen más carácter. Suelen tener más facilidades para poner límites a los demás cuándo se sienten presionados o molestos. Pueden ser más bruscos y explotar en algunas ocasiones, aunque siempre tiende a relajarse pronto.

Ganan autonomía e independencia. Son más seguros de sí mismos y quiere ser reconocido en su trabajo. Varía mucho más sus rutinas y se divierten más, pero son los que tienen una mayor tendencia a olvidar asuntos importantes o a sustituirlos por otros que le generen un mayor placer. Tienen una mayor falta de concentración para enfocar su atención en sí mismos.

Se sienten con más autoridad y se hacen escuchar. No quieren pasar tan desapercibidos. Cuando toman una decisión, suele defenderla de forma más evidente. Puede haber casos de agresividad a causa de la rabia reprimida. Aunque luego pueden sentirse molestos consigo mismos por haber actuado de esa forma.

Pueden mostrar un comportamiento algo más rebelde y oponer cierta resistencia a la autoridad, pero ésta se hará probablemente de forma pacífica.

Eneatipo 9 ala 1: El Soñador

Si entre las alas del Eneatipo 9, la que tienes más desarrollada es la del Eneatipo 1, tu personalidad encaja cómo la denominada “El Soñador”. Destacan porque son personas más creativas e idealistas que quieren y sueñan con un mundo mejor.

Son personas que usan su cuerpo para expresarse. Son más amigables y respetuosos que los que tienen el otro ala del Eneatipo 9 más desarrollado. Personas de ideas más fijas, son más ordenados y se rigen por un sistema de reglas fijado. Son menos expresivos y más reservados. Les cuesta más hablar de si mísmos, tienden a ser introvertidos.

Su enfado tiene más aires de indignación, propios del carácter del Eneatipo 1. Los demás tienden a respetarle y ellos pueden actuar cómo si poseyeran una superioridad moral sobre los demás. Cómo si hicieran las cosas mejor que el resto. Son personas más centradas y tienen los objetivos mucho más claros, al igual que sus ideales. Quieren realmente corregir las cosas que no funcionan para que todos puedan sentirse bien y en paz. Al entrar en acción, saben lo que quieren hacer y lo hacen.

Se implican más con los demás y le gusta participar en eventos y grupos sociales que tienen ideales, pensamientos o ética similares a ellos. Busca aportar en estos grupos.

Si entre las alas del Eneatipo 9 se pertenece a ésta, las personas en cuestión no expresan tanto sus necesidades y temen molestar al otro con ellas. Aparece sentimientos de culpa. Puede existir frustración entre la lucha entre lo que debo hacer y lo que realmente quiero hacer. Son personas inquietas, pero a veces se paralizan porque se sienten desorientadas o porque no están seguras de que sea lo correcto. Son procrastinadores por miedo a hacer las cosas mal, pero cuándo se ponen a realizarlas pueden ser muy perfeccionistas.