Saltar al contenido

Eneatipo 6

Eneatipo 6

La teoría clásica del Eneagrama define al Eneatipo 6 cómo el Leal, el Comprometido o el Responsable. Hablamos de personas leales y fieles a todo aquel que le importa y a sus ideas, buscando seguridad en su entorno.

Son fieles seguidores de sus creencias, siendo grandes devotos religiosos si son personas creyentes; grandes fans de las personas que llaman su atención o a la que admiran; o un gran afiliado a un partido político que represente sus ideas. Son personas que se implican fácilmente con todo aquello con lo que están de acuerdo, con gran lealtad y sentido de la responsabilidad. Defienden lo colectivo antes que lo personal y son capaces de hacer grandes sacrificios a favor de los demás.

Pero si no están de acuerdo con las ideas imperantes, se vuelven contra la autoridad, ganando cierto matiz rebelde que defiende sus ideas con pasión.

Busca apoyo en los demás por miedo a quedarse solo: cree que no tiene recursos por sobrevivir por su cuenta. Por ello, tiene una actitud constante de apoyo y colaboración con los grupos en los que se identifica. Ya que por sí mismo, se ve incapaz de salir adelante. Piensan demasiado, por lo que continuamente experimentan ansiedad y nerviosismo, debido a su incansable actividad mental. Temen equivocarse en sus decisiones y fallar a otros, por lo que están replanteándose sus ideas una y otra vez para tomar la decisión correcta.

Niveles de Desarrollo del Eneatipo 6

En un estado sano, el Eneatipo 6 han descubierto quienes realmente son y han logrado convertirse en personas independientes que han encontrado seguridad en lo personal y no en lo colectivo. Son personas que tienen confianza y son atentos con los demás. Se muestran cooperadores y colaboran en proyectos en los que creen, formando grupos, hermandades o alianzas. Son personas amigables y trabajadoras que realmente aportan cosas a los grupos a los que decide pertenecer, pero sin olvidarse de sí mismos. Son más prácticos y valientes.

En un estado medio, el Eneatipo 6 cree necesitar mucho apoyo de los demás, por lo que deciden implicarse en grupos, asociaciones u organizaciones. Se vuelven personas obedientes a las reglas. Son personas que se vuelven más desconfiados y tienden a ver el lado malo de todo. Temen enemistarse con las personas que forman dicho grupo. Se vuelven nerviosos e inseguros, viendo cómo su carácter se vuelve agrio. Pueden volverse acusadores de aquellos que deciden abandonar el grupo o que se comportan de forma diferente al resto o que no están interesados en formar parte de él.

En un estado insano, el Eneatipo 6 se vuelven temerosos y tienen crisis. Asustadizos, tienen tendencia a la depresión y a sentirse incapaces de seguir adelante por sí mismos, por lo que su dependencia con el ente colectivo aumenta. Su frenética actividad mental les hace paranoicos, desarrollando en su mente ideas obsesivas e irreales. Pueden hacerse enemigos rápidamente, sin motivo alguno. Aumentan en ellos el odio e inseguridad hacia ellos mismos, hasta el punto que pueden llegar a castigarse físicamente o a utilizar mecanismos de autodestrucción.

Cómo pueden mejorar

El eneatipo 6 debe atender a su cuerpo y su corazón. Su evidente actividad mental le hace olvidarse de otros aspectos de sí mismo: de sus emociones y de sus necesidades vitales. Están tan preocupados por su futuro, por lo que puede pasar y cómo van a sobrevivir ante esas circunstancias, que se olvidan de experimentar lo momentáneo. Sus miedos no le dejan disfrutar: siempre debe estar preocupado por algo.

Para ello, busca referentes a seguir, modelos de conducta y reglas que debe cumplir en todo momento. Esto le hace realmente eficiente en ciertos aspectos, pero por el camino, pierde muchas experiencias y la posibilidad de encontrar otra forma de hacer las cosas. Si deciden a quitarse sus miedos, a experimentar, a ser inconformistas, se vuelven valientes, personas con coraje, más seguros de sí mismos, capaces de dejar impresionados a cualquiera.

El Eneatipo 6 debe aprender que todas sus voces interiores, ese molesto jurado que lleva consigo a todas partes, está limitando su vida. Piensa tanto que no piensa bien, que se abruma con todas las posibilidades. Debe aprender a calmar su mente y meditar.

Por último, debe aprender a no juzgar a los que se comportan de forma diferente: el Eneatipo 6 suele tener grandes primeras impresiones de los demás, sacando juicios de valor que difícilmente lograrán cambiar con el tiempo. Suelen clasificar a las personas, respecto a sus ideales y formas de pensar. Si éstas no encajan bien con un grupo o ponen en duda una idea en la que el Eneatipo 6 cree firmemente, debe aprender a respetar al otro, aunque no comparta dicha idea.

El miedo del Eneatipo 6

El Eneatipo 6 lucha contra sus propios terrores. Se ve débil a la hora de afrontar solo los problemas del mundo, por lo que busca apoyo en los colectivos. En su interior, siente gran inseguridad y preocupación. Temen ser rechazados por los demás, por lo que se muestran encantadores y fieles para no ser abandonados. Tienen pánico de defraudar a otros, por lo que actúan de manera cautelosa para intentar no ofender a nadie.

Estas personas sienten ansiedad y miedo en casi todo momento, aumentando su nerviosismo e inseguridad, aunque de forma interna. A veces, demuestran su estado interior y muestran su preocupación por temores, que a veces son realistas, aunque otras muchas, son absurdos.

Su comportamiento siempre se ve relacionado con el miedo. Algunos reacciones de una forma más vital o agresiva, intentando plantar cara a estas preocupaciones, mientras que otros tienden a evitar problemas y a sobrellevar el miedo de la forma más eficiente.

La inseguridad del Eneatipo 6 se debe a su actividad mental frenética. Cuándo tienen que tomar una decisión importante, piensan en multitud de posibilidades, cómo si cada una de éstas fuera una voz en su cabeza. Pronto, se siente abrumado por tantas voces y posibles soluciones y si ninguna de ellas logra destacar, puede ocasionar una indecisión enorme, dando vueltas al mismo asunto, gastando una gran cantidad de energía y recursos en tomar la decisión más simple.

Por ello, debe aprender a acallar su mente y darse cuenta de que equivocarse forma parte de la experiencia humana y que no puede agotar tanta energía en tomar una sencilla decisión.

Entregarse al grupo

El eneatipo 6 está acostumbrado a invertir su tiempo en compromisos sociales importantes para él. La respuesta positiva del grupo le proporciona seguridad. Siempre formarán parte de un partido político, una hermandad religiosa, una ONG o de cualquier grupo que se reúna para un fin determinado. Decidirá formar parte de él y trabajará de forma responsable para su buen funcionamiento. Llegará el momento en el que se sienta valorado, aunque pensará que puede que sólo le quieran por todo lo que hace y no por lo que realmente es.

A pesar de sus dudas, cree que formando “parte del rebaño” todo le irá bien. Aún así, no quieren sentirse perdidos en el grupo. Algo que es sumamente contradictorio.

Los compromisos con los demás son realmente importantes y quiere cumplir con todos. Por esta razón, teme defraudar a todas las personas que han contado con él. A veces, se ve envuelto en una apretada agenda de compromisos. En ocasiones, incluso se verá presionado para asistir a eventos sólo para agradar a los demás. En otras, le coincidirán varios reuniones y tendrá que decidir a cual asiste, creándole grandes dudas sobre las terribles consecuencias que tendrá para él no asistir a tal reunión. Lo peor de todo es que puede llegar a pensar que los demás esperan demasiado de él, cuándo es el Eneatipo 6 el que quiere contentar a todos sin darse cuenta de que los otros no se quejarán si no acuden.

Amo y Odio a la Autoridad

La relación del Eneatipo 6 con la autoridad es complicada. Se sienten atraído por ella, pero no la siguen hasta que están muy seguros de que se identifica con sus creencias, ideas y valores. No desean equivocarse, por lo que meditarán si quieren formar parte o no de alguna organización política, religiosa o simplemente de ocio. A pesar de implicarse en estas organizaciones, suele tener tendencia a desconfiar de ellas: siempre estará alerta de detectar decisiones o reacciones que no le son de su agrado y rechazará la autoridad con energía.

Y es que el Eneatipo 6 es un gran seguidor de las reglas: todo tiene su propia estructura, organización y sus propias normas. Él las sigue detenidamente, de forma eficiente y espera que el resto haga lo mismo. Por esta razón, suele mirar con malos modos a quién decide “seguir su propio camino” o los que buscan “otra manera de hacer las cosas”.

Suelen estar alertas con el mundo cómo si vivieran en constante peligro. Pueden volverse tristes o paranoicos. Pueden estar constantemente pensando en riesgos irreales que pueden sucederle, miedo a que suceda un gran cambio en sus vidas.

En su estado más insano, pueden llegar a sentirse víctimas de los demás, volviéndose quejicas constantes. Se enfadan por actitudes y comportamientos de los demás, desconfiando de ellos. Lo peor es que ponen tanta energía en señalar el comportamiento de otros que no valoran si ellos pueden cambiar la situación.

Cómo desarrollarse siendo Eneatipo 6

  • Comienza a valorar tus logros: eres una persona muy responsable que trabaja mucho en conseguir tus metas. Pero no llegas a disfrutarlas cuándo la consigues. Permite descansar tu mente y disfruta de los logros que has conseguido. Puedes dedicar un tiempo a escribir en un diario los logros que has conseguido y por qué te sientes tan bien al haberlos logrado. Con el tiempo, sueles tener tendencia a olvidarte de ellos y volver a leerlos puede recordarte por qué te importaba tanto y lo que significó para ti lograrlo.
  • Deja de pensar en tus reglas. Irán cambiando con el paso del tiempo y aferrarte a ellas no es algo positivo. Cada situación nueva que viva puede necesitar reglas nuevas que aprender y afrontar y eso te ayudará a crecer cómo persona. Ve formando tus propias estructuras sin miedo a romperlas.
  • Busca las respuestas a tus problemas en tu interior: seguir las pautas de otras personas puede ayudarte en algunos aspectos, pero debes prestar atención a tus verdaderas necesidades emocionales. Busca en tu interior y dedica tiempo a ti mismo, concentrándote en tu entorno y en la actividad que estás haciendo.
  • Prueba cosas nuevas: eres una persona de rutinas y hábitos. Debes abrirte para conocer otro tipo de actividades. No todo va a ser peligroso para ti. Debes aprender a que las personas que siguen su propio camino y toman sus decisiones en base a sus propias normas no son peores que tú. Quizás conocerlas te abra la perspectiva de muchas cosas que ignoras.

Flechas del Eneatipo 6

La teoría clásica del eneagrama indica que el Eneatipo 6 tiene dos flechas, una de desintegración y otra de integración. Esta teoría, hoy día, está puesta en duda, ya que son muchos los expertos en Eneagrama que hablan actualmente de flecha dominante. Cada persona tiene desarrollada una de las dos flechas obteniendo los rasgos positivos y negativos del otro Eneatipo. Independientemente de la teoría que sigas, a continuación te contamos lo que sucede cuándo el Eneatipo 6 tiene la influencia del Eneatipo 3 y del Eneatipo 9.

La flecha del Eneatipo 6 al eneatipo 3 era conocida cómo la flecha de desintegración de este eneatipo. Reflejaba la actitud del eneatipo en momentos de estrés que tomaba algunas características del Eneatipo 3. Pueden volverse adictos al trabajo y ganar una mejor reputación, para aliviar así la inseguridad que siente en sí mismo. Por lo que cuidan mejor su apariencia e intentan parecer un modelo a seguir. En sus aspectos positivos, en un estado sano, aprenderá a trabajar con más confianza, aprenderá a valorar mejor los objetivos que ha logrado en la vida.

La flecha del Eneatipo 6 al Eneatipo 9 es conocida como la flecha de integración. En la teoría clásica, es una flecha que debe trabajarse conscientemente porque se considera un movimiento antinatural de la personalidad. La persona con Eneatipo 6 debe aprender las características más positivas del 9: vivir el aquí y el ahora. El Eneatipo 6 teme relajarse, porque lo considera irresponsable. Aprenderá a sentirse más protegido y tranquilo. Comenzará a abrir su mente y sentirse más seguro con su cuerpo. Ganará seguridad y confianza y aprenderá que vivir constantemente preocupado no es nada saludable. Para ello, debe trabajar en este sentido y mantener este comportamiento hasta que logre aprehenderlo en sí mismo.

Clasificación del Eneatipo 6

Triada del Pensamiento: Junto a los Eneatipos 5 y 7, el Eneatipo 6 forma parte de la triada del pensamiento. Esto quiere decir que su mente predomina a su cuerpo y su corazón. Su reacción ante el miedo es hacia dentro y hacia afuera: huye hacia afuera para aliviar su angustia interior, pero por el contrario se vuelca hacia su interior cuándo se siente amenazado por un factor externo.

Grupo horneviano de los dependientes o sumisos: Junto a los eneatipos 1 y 2, forma parte del grupo de los dependientes o sumisos, que buscan de ser de utilidad a otros. En el caso del Eneatipo 6, se relaciona comparándose con otros, de forma positiva hacia él, para dar una mejor imagen.

Grupo armónico de reacción: Forman este grupo junto al Eneatipo 4 y al Eneatipo 8. Una persona Eneatipo 6 busca independencia y apoyo, alguien en quién confiar y ser el más fuerte. Por lo que tiene miedo a ser abandonado o no encontrar apoyo, aunque no quiere depender de otros. Trata a los demás muy bien, comprometiéndose con ellos, pero están a la defensiva, esperando un posible ataque.